Revolviendo entre mis maquetas antiguas he encontrado esta pequeña joya. Es una versión que hice en 2006 para un homenaje a Elliott Smith al que una radio universitaria norteamericana me inivitó. La había olvidado completamente!

Es tan inocente, tan cutremente grabada con mi ordenador de aquella (hay ruído, a veces va descompasada) que me encanta. Además es muy evocadora para mí, recuerdos de otra época de mi vida 🙂

Disfrutadla!