Os presento a la estufa del estudio de grabación. Me gusta mucho porque es el mismito tipo de estufa que se usó durante la grabación de mi primer disco. Como este álbum es una vuelta a los orígenes, a la forma artesana de hacer los discos encontrarme esta vieja amiga me ha dado muy buen pálpito 😉

Durante el día de ayer debido a mi manía por la perfección tuvo como consecuencia que Héctor se pirara al bar y me dejara grabando en bucle una guitarra yo solo. Cuando volvió por supuesto no estaba terminada -la perfección a veces no existe- especialmente si se trata de tocar una guitarra española a modo clásico y uno no es Andrés Segovia. Un lexatín ayudó a bajar el tempo de mi interior y así el de la canción por extensión, finalmente quedó casi perfecta.
Esta mañana la lluvia me ha dado una idea para mañana con este tema titulado «¿Qué andarás haciendo?» la quiero desvestir de arreglos y pistas quedándome solo con lo esencial.
Héctor Tuya está durmiendo y aún no sabe que quiero bajarla de tempo y volver a grabar esa guitarra infernal! jajaja, me va a matar!!