Recientemente he realizado una pequeña colaboración para una canción profética de un grupo al que admiro un montón: Reserva Espiritual de Occidente.
Ellos me invitaron a tocar el Omnichord, una especie de arpa electrónica. Un instrumento muy especial a la vez que misterioso para mí.

Esta canción está incluida en el libro que acaba de publicar Elena Martín Sánchez «Nostradamus Somos Todos» editado por Ofegabous que podéis comprar en este enlace y que también os recomiendo como un buen regalo para estas fechas.

Feliz 2015 a todos!